Monetización de la presencia en Internet: aspectos fiscales.

Monetización de la presencia en Internet: aspectos fiscales.

2018-08-14T22:31:14+00:00

Esta entrada del blog nace de las ideas más relevantes expuestas en la charla impartida a los miembros del Coffee Blogger de Almería el pasado día 25. De nuevo, gracias por invitarme. Mi objetivo no fue otro que proporcionar una visión general de las obligaciones fiscales derivadas de explotación del contenido de nuestro sitio web, y que nadie se durmiese a pesar de lo árido del asunto. En todo caso, yo pasé un rato agradable y algunas dudas fueron, creo, despejadas. 

Al final de la entrada hay un enlace para el acceso al video de la presentación.

Youtubers, Instagrammers, publicidad contextual en páginas web, blogs con enlaces patrocinados, venta de infoproductos, etc. y así todo un mundo nuevo en cuanto a las posibilidades de ganar dinero a través de nuestro espacio y contenido en internet.

En este nuevo ecosistema hay operadores de todos los tamaños. Desde una web donde se inserta algún tipo de publicidad y recibe por ello, con suerte, unos pocos euros, hasta aquel personaje, más o menos famoso, que recibe miles de euros de una marca por aparecer en una foto de Instagram con un producto suyo o en un video de Youtube haciendo un “unboxing”. 

Pero para Hacienda, el tamaño (de tus ingresos) no importa. Una vez que has decidido monetizar tu espacio web y su contenido te has convertido en un empresario o profesional, desde el primer euro que ganes. Así de simple.

Enumerar aquí las posibles formas a través de las cuales, este tipo de actividades (creación y venta de contenidos, marketing digital, etc ..) puede canalizarse, excedería la modesta finalidad de esta entrada del blog, pero podemos poner como ejemplo las siguientes formas de monetización, muy usuales:

Inserción de publicidad contextual

Mediante la introducción de anuncios en tu sitio web, a través de plataformas como Google Adsense y cuya naturaleza está función del contenido de dicha página. Por ejemplo, una página que trate de viajes será una candidata a tener entre sus anunciantes, agencias de viaje, ofertas de vuelos, etc. En función del número de impresiones o visualizaciones, se obtendrá un importe económico.

Venta de infoproductos

Cursos de capacitación, ebooks, videos para transmitir conocimientos, plantillas de WordPress … exista toda una increíble variedad de opciones para “empaquetar” digitalmente tu contenido y tus creaciones y poder transmitirlas a cambio de un precio.

Marketing de afiliados

En donde podemos desde, insertar en nuestras webs enlaces especiales de una marca o producto para que, cuando el usuario finalmente adquiera el producto o servicio, la empresa anunciante nos pague una comisión. O bien programas de afiliación mediante los cuales nuestra web puede ser un escaparate de los productos del proveedor escogido pero la compra final se realiza en la web del proveedor, quedándonos nosotros con un porcentaje del importe total. O incluso dar un paso más allá y dejar de ser únicamente un escaparate, pasando a gestionar ademas, la atención al cliente, el proceso de compra y la facturación. 

Redactor de contenidos.

Bien escribiendo artículos para otros, bien escribiendo post patrocinados en tu blog, que a su vez enlazan con el propio patrocinador. Todo ello, claro, a cambio de un precio.

Programa de partners en YouTube

Mediante el cual recibes cierta cantidad de dinero siempre que tus videos consigan un mínimo de visualizaciones, a través de la publicidad que se inserta.

Crowdfunding

Si imaginas un producto físico que resulte atractivo para tu audiencia y que estaría dispuesta a pagar por el mismo, financialo a través de una plataforma de crowdfunding. Una vez obtenido el importe necesario, los patrocinadores tendrán ciertas ventajas a la hora de adquirirlo.

En cualquiera de estas modalidades y en cualquier otra donde, como decimos, estés monetizando tu espacio en internet y/o su contenido, existe una actividad económica, sujeta por lo tanto a las obligaciones fiscales que de ello se deriven.